Leishmaniosis

25 preguntas sobre la Leishmaniosis: todo lo que deberías saber

25 preguntas sobre la Leishmaniosis: todo lo que deberías saber
16/05/2023

La leishmaniosis es una enfermedad que afecta a muchos perros en todo el mundo. Es causada por un parásito transmitido por la picadura de un mosquito flebótomo y puede tener consecuencias graves para la salud de los animales infectados.

Como tutor de esta mascota, es importante que conozcas las vías de transmisión, cómo aplicar métodos preventivos o bien las consecuencias que puede tener en la salud de tu peludo, entre otros factores ¡Sigue leyendo para saber más!

La preguntas más frecuentes sobre la leishmaniosis

1.  ¿Qué es la leishmaniosis canina? 

La leishmaniosis canina es una enfermedad provocada por el parásito Leishmania spp., afecta al perro, a otros mamíferos y también al hombre. Se trasmite mediante la picadura de un mosquito flebótomo, la enfermedad está presente en casi todos los países del mundo. Es más, de acuerdo con la OMS, un millón de personas anualmente desarrollan la enfermedad. 

 

2. ¿Cómo podemos identificar el insecto que causa la enfermedad? 

El flebótomo es un insecto de pequeñas dimensiones (entre 2 a 3 mm de longitud), cubierto de pelo y de color amarillo. Se caracteriza por su atracción hacia la luz y su vuelo silencioso. Las hembras únicamente obtienen su alimento de la sangre, lo que las hace responsables de la propagación del parásito causante de la Leishmaniosis.  

 

3. ¿En qué tipo de entorno vive el flebótomo?  

Los hábitats del flebótomo están determinados por condiciones climáticas y geográficas, como la temperatura, la humedad y la ubicación. Hay que prestar especial atención a los jardines, macetas y parterres de las zonas urbanas, ya que proporcionan agua y energía y sirven de hábitat para las larvas. 

 

4. ¿Cómo se manifiesta la leishmaniosis en perros? 

Los signos más frecuentes son las manifestaciones dermatológicas, es por eso que es muy importante revisar la piel de tu perro. Otros síntomas pueden ser la pérdida y debilitación del pelo, el crecimiento desmesurado de las uñas o la inflamación de los ganglios linfáticos

 

5. ¿Cuál es la época de riesgo? 

La época de riesgo para la leishmaniosis canina depende de la zona geográfica en la que se encuentre el perro. En general, suele ser durante los meses de calor, desde la primavera hasta el otoño, aunque debemos aplicar los métodos preventivos durante todo el año. 

 

6. ¿En qué zonas hay más riesgo de que mi perro contraiga la enfermedad? 

La leishmaniosis canina es más común en zonas con mucha humedad y calidez como son las zonas del Mediterráneo, América Latina y algunas partes de Asia. En España, las zonas más afectadas son las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña o Madrid, entre otros. La variedad de seres vivos que encontramos en un área está influenciada por diferentes factores ambientales como la temperatura, humedad y ubicación geográfica, y varía de una región a otra.  

 

7. ¿Cómo se puede prevenir la leishmaniosis en perros?  

La prevención de la enfermedad implica evitar la exposición a los insectos transmisores, principalmente el mosquito de la especie Phlebotomus. Los perros deben ser protegidos con pipetas, collares o repelentes de insectos. Además, debemos evitar la exposición durante el amanecer y el ocaso, y no dejar a nuestro peludo dormir en exteriores durante la noche. También es importante llevar la cartilla de vacunación al día.  

 

8. ¿Qué debo hacer si creo que mi perro tiene la patología? 

Si tu perro presenta sintomatología, debes acudir al veterinario tan rápido como sea posible, para que pueda ser atendido por profesionales y así detectarlo mediante los análisis correspondientes. 

 

9. ¿Qué métodos de diagnóstico existen? 

Si tienes sospechas, lo mejor es consultar con tu veterinario/a de confianza. Los métodos de diagnóstico de la leishmaniosis más habituales son los siguientes:

  • Análisis rápido. Estos test solo indican positivo o negativo sin medir la cantidad de anticuerpos. Al proporcionar resultados inmediatos y ser altamente sensibles, son útiles como prueba preliminar.   

  • Serología. Es la técnica más utilizada y recomendada. Detecta la presencia de anticuerpos y los cuantifica.   

  • Citología de médula ósea o biopsia de tejidos. Se realiza cuando el perro tiene síntomas que sugieren la presencia de una leishmaniosis y las pruebas anteriores dan negativo.  

  • Análisis completo de sangre y orina. Cuando se confirma que el perro tiene la enfermedad, se hace una analítica general de sangre y de orina para comprobar el estado de los órganos vitales. 

 

10. ¿Son fiables los tests para detectar la leishmaniosis? 

Sí, estas pruebas son bastante precisas para detectar el parásito, aunque a veces pueden dar falsos positivos o falsos negativos. Es por eso que también existen otras metodologías para detectarlo. 

 

11. ¿Se contagia de perro a perro? 

No, la leishmaniosis canina no se transmite directamente de perro a perro. Se transmite a través de la picadura de un mosquito flebótomo infectado. 

 

12. ¿Se contagia a humanos?  

Sí, la leishmaniosis es una enfermedad zoonótica, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos a través de la picadura de un mosquito infectado. Sin embargo, es importante destacar que la leishmaniosis canina es distinta a la leishmaniosis en humanos, y no todos los perros infectados transmiten la enfermedad a las personas

 

13. ¿Qué es el diagnóstico precoz? 

Ocurre cuando detectamos la enfermedad de forma prematura, incluso antes de que aparezca ningún síntoma clínico. Sabemos que diagnosticando la enfermedad a tiempo, sin esperar a que se vuelva más grave o difícil de tratar, tendremos más posibilidades de éxito

Para hacerlo, debemos acudir a nuestro veterinario, el cual realizará una exploración exhaustiva del animal para evidenciar los posibles síntomas externos y una prueba específica para la detección del parásito mediante un análisis de sangre o, si fuera necesario, a través de otras pruebas como análisis de sangre, ecografía, análisis de médula ósea, de linfonodo, etc. 

 

14. ¿Existe tratamiento y cura para la leishmaniosis? 

Aunque la leishmaniosis canina no se puede curar por completo, existen tratamientos para controlar la infección y evitar que progrese a una enfermedad grave. El tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del perro. 

 

15. ¿Qué esperanza de vida tiene un perro con la enfermedad? 

La leishmaniosis canina es una enfermedad crónica que puede ser controlada, pero no curada por completo. Con el tratamiento adecuado y la atención médica, algunos perros pueden vivir durante muchos años.

 

16. ¿Qué efectos tiene la leishmaniosis canina en el sistema inmunitario del perro? 

El sistema inmunitario puede responder frente la infección por 2 vías diferenciadas: la respuesta mediante anticuerpos o la respuesta celular. Un equilibrio de ambas respuestas hará que el animal pueda combatir mejor la enfermedad. Existen razas de perros que su respuesta inmunitaria frente a la leishmaniosis es produciendo una gran cantidad de anticuerpos y esto la gran mayoría de veces no es suficiente para combatir la enfermedad. 

 

17. ¿Es posible que un perro con leishmaniosis se recupere completamente? 

La leishmaniosis es una enfermedad crónica, lo que significa, que si la enfermedad se detecta en sus primeras etapas y se trata de manera adecuada, el perro puede recuperarse por completo. Pero si la enfermedad ha progresado demasiado, es posible que el perro no se recupere por completo. 

 

18. ¿Qué tengo que hacer para vacunar a mi perro contra la leishmaniosis?  

La vacuna contra la leishmaniosis canina está disponible en algunos países y se administra a través de una serie de inyecciones. Para vacunar a tu perro, debes llevarlo al veterinario para una evaluación y discutir si la vacuna es apropiada para él y cuál es el programa de vacunación recomendado. Es importante destacar que la vacuna no proporciona una protección completa contra la enfermedad, y se debe complementar con otras medidas preventivas. 

 

19. ¿Cómo se controla la enfermedad una vez que el perro ha sido tratado? 

Se recomienda hacer pruebas periódicas para detectar cualquier signo de recaída, y se deben seguir las pautas del veterinario en cuanto al uso de medicamentos o tratamientos. 

 

20. ¿Es seguro convivir con un perro que tiene leishmaniosis canina? 

Sí, es seguro convivir con un perro que ha tenido leishmaniosis canina, siempre y cuando se haya tratado adecuadamente y se sigan las pautas de prevención y control recomendadas por el veterinario. Sin embargo, es importante recordar que la leishmaniosis es una enfermedad zoonótica, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos, por lo que se deben tomar precauciones para evitar la exposición a los vectores transmisores de la enfermedad. 

 

21. ¿Qué medidas son necesarias para evitar la picada del mosquito flebótomo?  

Las medidas de higiene necesarias incluyen: 

  • Evitar que los perros duerman al aire libre, especialmente durante las horas de mayor actividad de los mosquitos. 

  • Mantener limpia la zona donde vive el perro, eliminando cualquier objeto que pueda acumular agua y proporcionar un lugar de reproducción para los mosquitos. 

  • Usar repelentes de mosquitos y productos insecticidas para matar los mosquitos. 

  • Evitar el contacto directo con perros infectados o áreas donde haya perros infectados. 

 

22. ¿Pueden los perros que han sido tratados por leishmaniosis canina volver a tener la enfermedad en el futuro? 

Sí, es posible que los perros que han sido tratados por la enfermedad vuelvan a infectarse con el parásito en el futuro si no se toman medidas preventivas adecuadas. Los perros que se han recuperado de la leishmaniosis canina aún pueden ser portadores del parásito, por lo que es importante que los tutores de mascotas continúen monitoreando a sus perros para detectar signos de recaída o infección.

 

23. ¿Cuál es el pronóstico para un perro con la patología? 

El pronóstico para un perro infectado depende de varios factores, como la gravedad de la enfermedad, la edad y la salud general del perro, así como la calidad del tratamiento y el seguimiento veterinario. Si se detecta y trata a tiempo, es posible mantener al perro en buen estado de salud durante años, aunque es importante mantenerlo bajo supervisión veterinaria. 

 

24. ¿Puede un perro con leishmaniosis ser adoptado? 

¡Claro que se puede! Pero recuerda, la leishmaniosis es una enfermedad crónica y requiere una supervisión veterinaria constante. Si puedes brindar ese cuidado, no debería haber problema. Muchos perros con leishmaniosis canina pueden tener una buena calidad de vida si se les proporciona un tratamiento adecuado y se toman las medidas necesarias para controlar la enfermedad.

 

25. ¿Pueden los perros infectados viajar? 

Depende del lugar al que se desee viajar y de las regulaciones y restricciones sanitarias del país de destino. Algunos países requieren que los perros tengan un certificado sanitario que demuestre que no tienen enfermedades infecciosas, incluyendo la leishmaniosis canina. Además, en algunos países, los perros con la infección pueden ser considerados un riesgo para la salud pública y estar prohibidos de entrar en el país.

 

Otras recomendaciones que te ofrecemos

La recomendación más importante que siempre damos es consultar con tu veterinario/a de confianza ante cualquier duda o sospecha. También te recomendamos que nos sigas en Instagram y te suscribas a nuestra newsletter para no perderte nada sobre contenido canino, cuidados y todo sobre la leishmaniosis canina.

Fuentes:
  • Por un mundo sin leishmaniosis. ¿Qué es la leishmaniosis canina? https://porunmundosinleishmaniosis.com/es/leishmaniosis
  • Scalibor. Leishmaniosis canina todo lo que debes saber https://www.scalibor.es/leishmaniosis-canina/
  • Affinity. ¿Qué es la leishmaniosis? https://www.advance-affinity.com/es/es/perro/necesidades-especificas/leishmaniasisgclid=EAIaIQobChMI66zBo_PW_QIVHw0GAB2EZwAaEAMYAiAAEgKfrvD_BwE&gclsrc=aw.ds
  • Mivet. Todo lo que debes saber de la leishmaniosis https://mivet.com/blog/leishmania-en-perros-todo-lo-que-debes-saber
Artículos relacionados